26 de octubre de 2013

10 SEMILLAS DE BIENESTAR


A veces parece que esto de sentirse bien, tan solo esté al alcance de unos pocos privilegiados o personas excepcionales. Y lo cierto es que esas personas no son más excepcionales que tú, tan solo se permiten pequeñas prácticas, rutinas, costumbres que facilitan vivir su día a día sin excesiva presión. Algunas de esas costumbres son las que siguen. Ponte a ello si ves la oportunidad:
 
 

Empieza el día poniendo a punto tus recursos, dedica un par de minutos a estirarte, mirarte en el espejo y soltar una sonora y amplia carcajada.
 
Vive en el presente, por tanto, además de pensar en las responsabilidades que tienes imagina durante 60 segundos lo que vas a hacer para sentirte bien y llévalo a cabo.
 
No olvides la intuición en casa, deja que impregne tu vida, te enriquecerás de inmediato y serás más consciente de lo que te rodea.
 
Trata con amabilidad a los demás, da cariño gratuitamente y aprende a disculpar y a pedir disculpas, en esos momentos descubrirás lo bien que te sientes.
 
Escucha lo que tu corazón te dice, tal vez el día no transcurra como deseas, entonces, luego usa tu juicio y valora las posibilidades, ya estarás preparado para retomar el camino, adelante.
 
Suelta la tensión de tu cuerpo, si las circunstancias te pueden y el cansancio te abruma no tengas reparos, llora. Llora y, respira y libera esa angustia, luego haz las paces contigo mismo por tu incapacidad momentánea y sigue adelante.
 
Respira profundamente, si no deseas llorar, aprieta los puños y la mandíbula, encoge el cuerpo tensándolo unos segundos, seguidamente deja que la tensión se vaya y la relajación aparecerá de inmediato.
 
Conecta con tu parte más encantadora, en el devenir diario observa a quienes se muestran sencillos, espontáneos, risueños deja que esta experiencia te permita reconocer tus cualidades y que surja la risa, relajada y natural.
 

Mima tu cuerpo, al cerrar la jornada, quiérete, acarícialo y deja que otros lo hagan, siente entonces como te devuelve con salud y bienestar tu dedicación.
 
Escribe, de vez en cuando, cómo te ves, cómo te encuentras, cuales tus obstáculos, esto te ayudará a tener las ideas más claras.
 
 
Publicar un comentario

Protegido Derecho de Autor