15 de febrero de 2014

EL COMPROMISO PERSONAL

“Una vida plena es una vida consciente. Me declaro persona adulta y consciente de mi existencia, capaz de percibir un intenso mundo de emociones que me sirven de guía. Me reconozco en posesión de derechos básicos, los cuales me pertenecen y su uso me facilita la armonía con mi entorno. Asimismo, a partir de hoy cada día de mi experiencia vital, si lo deseo, trabajaré en mi bienestar, permitiéndome lo que de beneficioso tiene mi ambiente, la luz, la tierra, el aire, el agua y aquellos que me rodean. Para ello invertiré tiempo en mejorar mis relaciones íntimas y personales, en cuidar y proteger mi cuerpo, lo que soy. Aprenderé a renunciar a todos esos aspectos que facilitan mi dolor y malestar, asumiendo que la vida y sus circunstancias son como son y el control que sobre todas ellas tengo es limitado, muy limitado. Intentaré guiarme por mis preferencias y deseos, construyendo una escala personal de valores libre de exigencias y perfeccionismos imposibles de conseguir. Asumo la consecuencia de mis actos y me acepto en mis errores, con el objetivo de seguir creciendo y aprendiendo para mostrar todo lo maravilloso que llevo dentro”

Publicar un comentario

Protegido Derecho de Autor